Tipos de coleccion

colecciones

Cómo guía general nos puede servir la clasificación que establece la FIP (Federación Internacional de Filatelia) para las clases de colección que se exhiben en las Exposiciones Filatélicas Internacionales.

I. Filatelia Tradicional o Moderna
Por razones prácticas, trataremos en conjunto la Filatelia Tradicional y Moderna. El enfoque o concepto es similar; se diferencia básicamente por la edad del material. Geográficamente se clasifican tres grandes renglones para coleccionar:

1.Global o Mundial
Hoy día es casi imposible de lograr; si se decide por esta opción es recomendable delimitar la época.

2.Por Región.

3.Por países.

II. Historia Postal

En la historia postal se trata de documentar algún aspecto de los servicios de correos en determinada época o lugar, etc.

Cada caso se documenta con material filatélico que cuenta la historia. Se usan sellos, sobres cursados y tarjetas postales y cancelaciones de la época. Se diferencian dos tipos de documentos: Prefilatelia y Filatelia.

La Prefilatelia trata documentos anteriores a la aparición del sello postal.
La Filatelia comienza con el sello postal.

III. Filatelia Temática

En las últimas décadas ha tenido mucho auge la filatelia temática, ya que permite una amplia gama de coleccionismo con mayor libertad y menos recursos económicos de lo que generalmente requiere una colección tradicional.
La colección por “tema” o “motivo” la determina primordialmente el criterio, la creatividad y las ideas del coleccionista mismo.

IV. Aerofilatelia
Historia y estudio del servicio de Correo Aéreo. Abarca desde el primer transporte experimental, vuelos con dirigibles (Zeppelin), vuelos comerciales (por ejemplo vuelos inaugurales de las diferentes líneas aéreas)

a.Astrofilatelia
Que constituye una continuación de la Aerofilatelia e incluye correspondencia transportada en cohete o nave espacial. En la Astrofilatelia también se colecciona lo relacionado a la conmemoración de los cohetes y spútniks lanzados.

V. Maximafilia

Se denomina así el coleccionar “Tarjetas Máximas”, que son tarjetas análogas sobre las que se ha pegado un sello con el mismo diseño o motivo de la tarjeta postal. Generalmente lleva también una cancelación especial.

Tarjeta Máxima

Conclusión: cabe decir que la Filatelia es tan amplia que hay que coleccionar para cada gusto. Hemos presentado una variada gama de alternativas que permiten escoger un camino específico. Y recuerden que no hay reglas absolutas ni dogmas. Coleccione lo que le guste sin tratar de abarcar demasiado para no frustrarse.

El sello

sello español

Se define como un trozo pequeño de papel con timbre oficial de figuras o signos grabados que se pega a ciertos documentos para darles valor y eficacia.

Características del sello:

A.Nacionalidad: es decir el país emisor.

B.Dentado: borde perforado del sello.

C.Centrado y margen: hablamos de centrado cuando el sello presenta todos los márgenes iguales. Margen se define como el espacio que rodea al sello que separa el dibujo del dentado y del borde.

D.Pie de imprenta: indicación de quien fabrica los sellos, año de emisión, etc.

E.Leyenda alusiva: explicación breve del tema principal del sello.

F.Valor facial: precio de adquisición del sello durante el período de su validez postal para el franqueo de la correspondencia.

G.Dibujo o viñeta: figura que se reproduce en el sello y refleja el motivo al que se dedica.

H.Color: para distinguir el valor se estampan los sellos en policromia; sin embargo, el criterio a aplicar es libre.

I.Dorso del sello: la parte posterior del papel está engomada para facilitar su adhesión a las cartas, paquetes, etc.

J.Filigrana: es la marca de agua que se encuentra dentro de la pasta de papel, se llama también papel de seguridad y garantiza la autenticidad del sello.

K.Formato y dimensiones: la dimensión de los sellos se indica en milímetros, la primera cifra se refiere a la dimensión horizontal. Los formatos más conocidos son: cuadrados, horizontales, rectangulares y triangulares.

Tomando estas características en cuenta, ya es posible iniciar una colección con un propósito determinado.
A la hora de decidir, hemos de inclinarnos por lo que más nos guste o por el tema o asunto que mejor dominemos. Sólo de esta manera nuestra colección adquirirá un valor auténticamente personal y original.